Valle del río Urbión


El sendero se inicia, desde la carretera de unión entre ambas Viniegras, en la confluencia de los ríos Urbión y Ormazal. Se pasa un pequeño puente sobre el río y se comienza a subir por un camino bien marcado que discurre paralelamente al río Urbión, A poco más de tres kilómetros y medio, y tras pasar una cascada que surge entre unas rocas, se llega a la Ermita de San Millán.

El camino pasa más tarde junto al Refugio de Tacudia, rebasado el cual se atraviesa un puente y el camino continúa por la otra margen del río. Una vez rebasado el Refugio de El Pino, que se encuentra al otro lado del río, se retorna a la otra orilla por un puente y al cabo de un kilómetro se pasa junto al Refugio de Rosabaila.

Un poco más allá se llega al Refugio de Hoyo Bellido en donde finaliza el sendero señalizado. Desde aquí se puede continuar la ascensión hacia los tejos centenarios y hasta los Picos de Urbión, siguiendo una vereda que comienza a desdibujarse entre pastizales de montaña y deja a su izquierda un cortado calizo.

Tras una pequeña cuesta se desciende hasta el río Urbión para vadearlo y continuar subiendo por unos pastizales en la otra margen del río hasta llegar al último refugio en el paraje de Campolengo. El sendero se hace más empinado y tras observar una pequeña cascada se llega hasta los dos ejemplares centenarios de tejos fácilmente visibles (1.575 metros) en un paisaje ampliamente deforestado con extensos pastizales de los antiguos rebaños trashumantes.

El ascenso a los Picos de Urbión se realiza campo a través entre pastizales hasta llegar a las lagunas del Urbión (1.990m.) manteniendo en todo momento el río a la izquierda. Desde la laguna más grande, con aguas permanentes todo el año, se puede acceder hasta la cumbre subiendo al collado situado a la izquierda del pequeño circo glaciar y, después por la loma, llegar hasta la cima más alta con su correspondiente buzón de montañeros (2.229 m.).




 

 
© 2011 Asociación Las Viniegras. Todos los derechos reservados.