Las 7 Villas

Constreñida por las sierras de la Demanda y Urbión, poblada de parajes agrestes de inusitada belleza, con innumerables cursos fluviales y gran riqueza cinegética y piscícola, la comarca es un muestrario de gran riqueza paisajística y exuberancia natural.


Los paisajes de montaña modelados por antiguos glaciares se salpican de bosques en los que una fauna de gran variedad tiene su hábitat natural. A pie de monte son abundantes las colonias de corzos, ciervos o jabalíes. Sus ríos son famosos por la abundancia y calidad de sus truchas.



Su riqueza natural sólo encuentra oposición en la propia belleza de sus pueblos. Su patrimonio artístico, muy abundante, ofrece detalles románicos de gran valor y su arquitectura civil y popular es el señuelo de la dura vida en la sierra, del esplendor pasado y de aquellos hijos del lugar que un día partieron hacia América.

A una hora de Logroño y dos horas y media de Madrid, la comarca de las Siete Villas era la ruta natural por la que Gonzalo de Berceo viajaba entre San Millán de la Cogolla y Santo Domingo de Silos, los dos primeros enclaves del Camino de la Lengua Castellana.
 
© 2011 Asociación Las Viniegras. Todos los derechos reservados.